Nueve años va a cumplir DeepMind Technologies, una empresa con sede en Londres y centros de investigación en Canadá, en Francia y Estados Unidos, fue fundada en septiembre de 2010, siempre ambiciosa, su página de internet describe su meta “resolver la inteligencia y luego usarla para resolver todo lo demás”, sus fundadores Demis Hassabis y Shane Legg, amigos de la infancia, arrancaron este proyecto.

Y no pasaron y cinco años que esta firma estaba viva cuando llamó la atención de Google, en enero de 2014 se convertiría en su mayor adquisición en Europa pagando Google unos 500 millones de dólares.

Otros cinco años después, el grupo ya puede presumir de su mayor logro y una aportación para el cuidado de la salud, se trata de una tecnología que puede pronosticar si un paciente tiene daños de riñón fatales, 48 horas antes de que muchos síntomas sean reconocibles para los médicos. La aportación potencial de este desarrollo no es menor, unas dos millones de personas mueren al año en el mundo por lesiones agudas en los riñones, según datos de la escuela de medicina de Pittsburgh, este logro fue publicado en la revista especializada Nature y describe como sus algoritmos pronosticaron correctamente, 90% de las heridas agudas de riñones que requerirían diálisis, todo esto en colaboración con el departamento de asuntos de los veteranos, pero ésta apenas es una probadita de lo que nos promete la tecnología y la inteligencia artificial, en lo que toca medicina preventiva.

Por Ángel Leonardo Torres

Todo evolucionana ¿te vas a quedar atras? Electrónica y Telecomunicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *