La nueva edición de Hello Bot de la escuela Letsbot de Bruno Fazoli trae un nuevo caso relevante.

Imagina ser un profesor de colegio o cualquier otro centro pedagógico al final del día, sí, la hora de recoger. Cientos de niños están experimentando la sensación de libertad al mismo tiempo. Te encargas de llamar a uno de tus niños cuando ves que sus padres se acercan con el coche. Al tiempo que tienes que localizar a otra niña diferente, ponerle sus zapatos… Y a eso le sumas que puede que estén jugando en el patio de la escuela y hayan perdido su mochila.

Esa era yo antes de 2020. Ahora trabajo con chatbots y tengo la oportunidad de contribuir a la mejora de las realidades de escuelas enteras.

School Guardian es una startup brasileña de EdTech en educación que ofrece a escuelas, padres, tutores y niños más seguridad y mejor eficiencia en la logística escolar. Desde la recogida hasta la entrega, desde los procesos internos hasta las preocupaciones de salud pública, ellos cubren la seguridad de la escuela. Garantizando la seguridad de más de 80.000 estudiantes y 100.000 madres y padres en Brasil, Estados Unidos, Canadá y América Latina, School Guardian ya está en más de 300 escuelas.

El producto funciona así: un padre o tutor presiona un botón cuando está a punto de salir para recoger al niño. La escuela tiene tiempo para ubicar y preparar al niño, y cuando llegan los padres, los niños están listos para irse y los padres no tienen que esperar en la fila. Eso da como resultado una menor aglomeración en la recogida y devolución, y más comodidad en general.

En lo que respecta a la bioseguridad, desde 2020 pueden rastrear el estado de salud de padres, niños y personal, monitoreando y rastreando si las personas tuvieron contacto con alguien con COVID-19. La aplicación también bloquea el registro temprano si el niño no cumple con la política de asistencia escolar. De esa manera, la startup puede bloquear quién no se encuentra bien y asegurarse de que todos estén a salvo. La pedagogía se encuentra con la salud y la seguridad.

El caso: Chatbots y EdTech

Recibimos una breve sesión informativa abierta y una hoja de cálculo de control de calidad con preguntas frecuentes que el bot debería poder manejar a través de NLU. El concepto original es para el público brasileño. Sin embargo, como viví y trabajé como niñera y educadora durante 7 años en los Estados Unidos, decidí centrarme en los clientes norteamericanos.

El proceso de diseño

Comencé con una investigación en línea para obtener más información sobre las funcionalidades de la aplicación y cómo la experimentan los usuarios finales. Además de la información proporcionada en el informe, encontré videos y recursos de YouTube en el sitio web de la empresa.

Al entender mejor las funcionalidades y objetivos del producto, pasé a dibujar mi primer prototipo.

Prototipos

La idea inicial es tener un chatbot completamente funcional que pueda hacer prácticamente todo lo que la aplicación puede hacer. Dicho esto, puede ser inteligente comenzar las preguntas frecuentes con intenciones de usuario definidas por Regex que llamarán a la base de NLP con una coincidencia exacta, especialmente cuando hay un cargo por cada llamada de NLP. Es importante dar siempre la opción de que el cliente hable con una persona real. Para empezar, debería verse así:

Sin embargo, dado que este es un desafío solo de PNL, pasé a convertirlo en un bot de preguntas y respuestas abierto. Aquí es donde se aloja el bot:

➡️ https://sites.google.com/view/shepherd-bot-school-guardian/home

Puedes ver una demostración en el siguiente video.

¡El siguiente paso será mejorar las funcionalidades del bot a medida que avanzamos en la versión Dialogflow del Botcamp de Bruno Fazoli!

¡Felices bots a todos!

👋

Luciana Reynaud — Bióloga con título en Pedagogía, MBA en Gestión Educativa y ex niñera de carrera en Silicon Valley.

¡Contacta conmigo!

Por Luciana Reynaud Ferreira

Bióloga por la Universidad Federal de São Carlos. Actualmente, trabaja con ingeniería de NLP, conceptualización, diseño y desarrollo de asistentes de AI conversacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *