Comúnmente pensamos en los chatbots como solucionadores de problemas o herramientas funcionales como asistentes virtuales. Sin embargo, hay mucho más que explorar en este increíble mundo de los bots: hablemos del Brand Equity en chatbots.

Ventajas del Brand Equity en chatbots

Además de mejorar el servicio de atención al cliente, los chatbots pueden crear experiencias personalizadas y satisfacer totalmente las expectativas de los usuarios, reforzando la marca para que destaque su valor comercial una vez que la defina bien, poniendo en juego el verdadero concepto de brand equity.

Cuando tenemos en mente dicho concepto, somos conscientes de las acciones y estrategias que se pueden aplicar a una marca para mostrar su valor, y los chatbots pueden conducir a los 4 pilares del brand equity: lealtad, conciencia, asociaciones y calidad percibida.

Por ello, en este post he destacado tres acciones y estrategias que considero importantes para añadir valor a tu marca a través de los chatbots. Allá vamos…

Voz y tono

Determinar la voz y el tono de un bot es crucial para una mejor comunicación con la audiencia que refleje la personalidad de la marca.

Puede parecer sencillo pensar en la voz y el tono de un bot como un salvador con una misión prometedora. Sin embargo, hay que tener en cuenta otros factores para desarrollar una voz adecuada y un tono apropiado. Ambos deben estar alineados con la marca para transmitir el mensaje que los usuarios esperan recibir sin sorpresas desagradables.

La idea principal aquí para una buena voz y tono es preparar al bot para diferentes eventos y escenarios de una manera consistente para que puedan asociarlos fácilmente a la marca.

Observa cómo los bots de otras marcas se comunican con la gente y explora diferentes viajes e historias a la hora de diseñar un bot.

Naming

Lo que más cuenta es la experiencia, sin duda. Sin embargo, podemos destacar aquí lo importante e intrigante que puede ser el nombre de un bot.

¿Alguna vez te has sentido halagado cuando una empresa amiga te menciona al comprar un producto o a un contacto inteligente? Los nombres son poderosos y pueden acortar las distancias entre la perspectiva seria e institucional de una marca y las personas utilizando un conector humano: un nombre.

No hay una fórmula mágica para conseguir el mejor nombre para un chatbot y no olvidemos que el nombre en sí mismo no puede hacerlo todo. Por eso hay que considerar otras acciones y estrategias.

Brand equity en chatbots

Identidad visual de un chatbot

La coherencia aparece aquí en forma de estrategia visual para dirigir toda la atención a captar los ojos de los usuarios. Los bots con una fuerte identidad de marca tienen más probabilidades de proporcionar una mejor experiencia y un impacto positivo a través de la elección de un estilo.

Asegúrate de que el bot utiliza el mismo estilo de comunicación que el resto de elementos de la identidad, como los colores, el logotipo, las ilustraciones, los emojis, las formas, etc.

Vale la pena recordar que la sensación de familiaridad que da una identidad visual puede afectar al estado de ánimo del usuario, que es una clave importante en la decisión de compra cuando está en contacto con la marca.

Conexión emocional

La diferenciación competitiva es bastante importante para que una marca destaque en el mercado, pero lo que aporta el gran secreto es la conexión emocional.

Los chatbots tienen muchos conectores emocionales además de la voz y el tono, el naming y la identidad visual. Tener a mano los valores centrales y la esencia de la marca puede ayudar a trabajar en otras acciones para alcanzar la conexión a través de los impactos culturales y la memoria sensorial, por ejemplo.

Las marcas pueden ir más allá de mejorar el engagement con el objetivo de expresar su propósito a través de chatbots que permitan a los usuarios sentirse seguros al elegir sus servicios y productos. Y recuerda: elige ser diferente, pero diferente con un propósito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.