Desde su lanzamiento en 2014, Alexa ha ido colándose en hogares y oficinas de todo el mundo con el claro objetivo de hacer el día a día más fácil y sencillo. Mucho tiempo ha pasado desde que Amazon decidiera lanzarla al mercado junto a sus dispositivos Echo, tiempo en el que la compañía no ha dejado de entrenar y mejorar los sistemas de Procesamiento y Reconocimiento del Lenguaje Natural. Gracias a esas mejoras constantes y a una estrategia de comunicación comercial impecable, los usos de Alexa no han dejado de crecer y cada vez son más hogares los que apuestan por su uso.

Sin embargo, en lo que respecta a qué se puede hacer con Alexa, existen todavía muchas incógnitas y dudas. Por ello, en este artículo vamos a abordar algunas de estas cuestiones y, sobre todo, descifrar los comandos de Alexa que necesitas decir para ejecutar los diferentes procesos.

Llamar con Alexa o desde Alexa

Hacer llamadas a través del asistente se ha convertido en uno de los usos más habituales. Con mensajes tan sencillos como «Alexa llama a [contacto]» o «Alexa, envía un mensaje a [contacto]», el asistente virtual automatizará el proceso y te dará la opción de gestionarlo con el uso de la voz.

¡Ojo! Es importante tener en cuenta que para que esta funcionalidad pueda utilizarse se necesita que el usuario previamente de permisos a través de la app. Si no autorizas a que consulte los contactos, evidentemente, no podrá realizar este comando.

Hogar conectado o domótica

Sí, Alexa puede ayudarte a convertir tu hogar en una auténtica casa conectada. Independientemente del nivel de digitalización de los dispositivos que tengas en tu hogar, gracias a los enchufes y bombillas inteligentes de Amazon podrás conectar tu asistente virtual a estos devices. Además, en caso de que tengas electrodomésticos inteligentes o smart (que es cómo se suelen llamar) también podrás conectarla con la televisión, el aire acondicionado o, incluso, las cortinas. Sin duda, un mundo de posibilidades donde la voz será la interfaz principal, será como pedirle a un familiar que apague la luz o que suba las persianas.

Hacer la compra o generar listas

Los asistentes virtuales como Alexa permiten generar listas, entre las que se encuentran, por supuesto, las listas de la compra. Sin duda esta es una de las listas más repetidas entre los usuarios. De este modo, puedes indicarle «Alexa, añade patatas a la lista de la compra» y cuando quieras consultar que es lo que hay en la lista, podrás consultarlo en un pispas.

Seguimiento de paquetes de Amazon y otras notificaciones

Si por una casualidad has visto que el anillo de Alexa está de color amarillo y girando de forma constante, esto quiere decir que tu paquete de Amazon está en camino. En este caso, puedes indicarle a «Alexa, qué notificaciones tengo» y te dirá qué tipo de mensajes tienes en ese momento.

Leer mails o mensajes

Al igual que puedes llamar a contactos o enviarles mensajes, también puedes pedirle a Alexa que lea los mails que recibes o que te recuerde las notas y eventos que tienes apuntados en el calendario. Con el comando «Alexa, lee mis mails de hoy«, el asistente virtual podrá locutarte el contenido de los correos que has recibido. Recuerda que para que esta función esté disponible, es necesario que previamente le des acceso.

Fuente: Udoe.
Fuente: Udoe

Temporizador

¡Cuenta atrás! Sin duda, otra de las funcionalidades estrella de Alexa. Poner un cronometro o temporizador con Alexa se convierte en uno de los usos de Alexa más habituales. Si quieres saber cómo hacer uso de esta herramienta, prueba a decirle «Alexa, pon un temporizador de 3 minutos», seguro que no falla. 😉

Consultar el tiempo

No podía faltar el TOP de los TOP. Salir de casa sin saber qué tiempo te va a hacer es cosa del pasado ya que la funcionalidad estrella de Alexa es está. Con un simple «Alexa, que tiempo va a hacer hoy» tendrás el pronóstico del día e incluso de la semana si así lo solicitas.


Como ves, las funcionalidades de Alexa que hemos descrito son de lo más sencillas, sin embargo, su uso facilita el día a día del hogar y nos crea una serie de hábitos que hacen más sencilla la gestión de determinados procesos cuando estamos en casa. ¿Y tú, ya los has probado? ¿le das otros usos que no hemos incluido? ¡Cuéntanoslo en los comentarios! 😍

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *