La inteligencia artificial es un tema recurrente en los comentarios recientes de los altos ejecutivos de Alphabet. La última carta de fundadores de la compañía, escrita por Sergey Brin, no es una excepción, pero también encuentra tiempo para identificar posibles inconvenientes en materia de seguridad, empleo y equidad.

La compañía ha emitido una Carta de los fundadores, generalmente escrita por Brin, quien cofundó Google con Larry Page, todos los años, comenzando con la carta que acompañó a la oferta pública inicial de Google en 2004. El aprendizaje automático y la inteligencia artificial han sido mencionados anteriormente. Pero este año, Brin expone largamente sobre un reciente auge en el desarrollo de la inteligencia artificial que describe como un “renacimiento”.

La nueva primavera en inteligencia artificial es el desarrollo más significativo en la informática en mi vida”, escribe Brin, no es una declaración pequeña de un hombre cuya empresa ya ha producido grandes cambios en la forma en que las personas y las empresas usan las computadoras.

Cuando se fundó Google en 1998, escribe Brin, la técnica de aprendizaje automático conocida como redes neuronales artificiales, inventada en la década de 1940 y vagamente inspirada por estudios del cerebro, era “una nota olvidada en la informática”. Hoy el método es el motor de el reciente aumento de la emoción y la inversión en torno a la inteligencia artificial. La carta saca una lista parcial de dónde utiliza Alphabet las redes neuronales, para tareas como permitir que los autos que conducen puedan reconocer objetos, traducir idiomas, agregar subtítulos a videos de YouTube, diagnosticar enfermedades oculares e incluso crear mejores redes neuronales.

Brin asiente con la cabeza al poder de cálculo que lo ha hecho posible. Él dice que el chip de IA personalizado que se ejecuta dentro de algunos servidores de Google es más de un millón de veces más potente que los chips Pentium II en los primeros servidores de Google. En un destello de humor matemático, dice que los chips de computación cuántica de Google podrían un día ofrecer saltos en velocidad sobre las computadoras existentes que solo pueden describirse con el número que le dio a Google su nombre, un googol, o un 1 seguido de 100 ceros.

Como era de esperar, Brin espera que Alphabet y otros encuentren más usos para la inteligencia artificial. Pero también reconoce que la tecnología trae posibles inconvenientes. “Estas poderosas herramientas también traen consigo nuevas preguntas y responsabilidades”, escribe.

“Si bien soy optimista sobre el potencial de aplicar la tecnología a los mayores problemas del mundo, estamos en un camino que debemos recorrer con profunda responsabilidad, cuidado y humildad”.

Las herramientas de Inteligencia Artificial pueden cambiar la naturaleza y la cantidad de empleos, o ser utilizadas para manipular personas, dice Brin, una línea que puede llevar a los lectores a pensar en las preocupaciones sobre la manipulación política en Facebook. Las preocupaciones de seguridad van desde “temores de la sensibilidad del estilo de ciencia ficción a las preguntas a más corto plazo, como la validación del rendimiento de los autos sin conductor”, escribe Brin.

Todo eso puede parecer mucho para Google y para la industria tecnológica a la hora de contemplarlo mientras también trabaja a toda velocidad para obtener beneficios de la nueva tecnología de inteligencia artificial. Incluso algunos empleados de Google no están seguros de que la empresa esté en el camino correcto: miles firmaron una carta en protesta por el contrato de la compañía con el Pentágono para aplicar el aprendizaje automático al video de drones.

Brin no menciona ese desafío, y concluye su discusión sobre los inconvenientes de IA en una nota tranquilizadora. Su carta apunta a la membresía de la compañía en el grupo industrial Partnership on IA, y la investigación de Alphabet en áreas tales como cómo hacer software de aprendizaje que no engañe), y un software de IA cuyas decisiones son más fácilmente entendidas por los humanos. “Espero que la tecnología de aprendizaje automático continúe evolucionando rápidamente y que Alphabet continúe siendo un líder, tanto en la evolución tecnológica como ética del campo”, escribe Brin.

Por Ángel Leonardo Torres

Todo evolucionana ¿te vas a quedar atras? Electrónica y Telecomunicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *