Generalmente, las herramientas de Inteligencia Artificial, (o motores de NLP de procesamiento del lenguaje natural) con las que puedes construir los diálogos de tus chatbots, tienen un coste por cada llamada que haces al sistema de IA. Antes de seguir, recordemos cómo funcionan los sistemas de Inteligencia Artificial, no sin antes haber revisado el artículo sobre conceptos básicos.

Imagina que hemos desarrollado un chatbot de Atención al Cliente, y que, en un momento dado, el Chatbot no tiene respuesta para el usuario y le tenemos que transferir el caso a un agente. Llegado ese momento, cuando transferimos el chat hacia un humano que pueda seguir con el caso abierto, ya no seguiremos utilizando el sistema de Inteligencia Artificial que hemos definido. Por ello, será en ese preciso momento cuando habremos dejado de hacer llamadas al sistema de IA, y por tanto ya no tendremos que pagar por él. 😊

Pero al inicio, cuando el chatbot haya saludado a tu cliente de forma autónoma y automática como hayas configurado, y por su parte, tu cliente te haya expuesto su consulta, su incidencia, o lo que quiera decirnos, ese texto, se enviará vía API al sistema de IA. Cuando este lo haya recibido, identificará (o al menos lo intentará 😉) la intención y las entidades del input de tu cliente. Para posteriormente proponerle una respuesta automática, que será el output del sistema de IA. Si a esa respuesta, le sigue otra interacción con el cliente, de nuevo haremos una llamada a nuestra IA para que nos proponga una respuesta automática en base a lo que identifique que quiere decir el cliente y nosotros le hayamos definido que deba hacer.

Volviendo al principio, la forma más común de licenciamiento de estas herramientas para la construcción del diálogo automatizado de un chatbot, es vía consultas, es decir, por cada llamada que realices al sistema.

¿Y cuánto cuesta cada llamada?

Dependerá del sistema que prefieras utilizar, pero aquí unas indicaciones de dos de los más comunes:

  • WATSON (de IBM)

Tiene un coste de 0,0025 USD por llamada, siempre que configures hasta 2.000 intenciones (con esto ya te da, para hacer algo cuco 😉). Siempre podrás probar qué tal funciona, aunque de manera muy limitada, con 1.000 consultas gratuitas al mes, siempre que des de alta más de 25 intenciones. Un entorno de prueba, algo limitado en número de consultas.

  • Amazon Lex (de… ¿quién va a ser?)

En el caso de Amazon Lex, el coste es de 0,00075 USD por llamada de texto y, 0,004 USD por llamada de voz. ¿Y me dejan jugar primero? ¡Yeah! Durante el primer año, desde que te das de alta, tienes 10.000 llamadas de texto y 5.000 de voz gratis al mes.

Si bien te hemos traído los precios de dos de las herramientas comerciales, llamadas a ser de las más potentes, y una de ellas, la de IBM Watson, la pionera en este ámbito, también tienes otras como API.AI (adquirida por Google en septiembre del 2016) que a día de hoy es gratuita, ¿cuánto tiempo seguirá así? Ahí ya no podemos decirte.

¿Qué diferencia hay entre las diferentes herramientas? ¿la más cara es mejor?

Depende, si tu chatbot tiene una estructura más o menos compleja, y su scope funcional va a ser amplio, tendrás que definir un número elevado de intenciones. En ese caso, igual te conviene Amazon Lex, ya que no limita el número de intenciones. Sin embargo, Amazon Lex no está disponible en español, sino en inglés americano. Por el contrario, API.AI sí que está disponible en castellano, y en total en 14 idiomas.

Aahh, también mencionar que las propias herramientas para la construcción de chatbots como ChatFuel o Morph.ai incluyen su motor de IA, pero up to you. Tendrás que elegir entre un motor de inteligencia de IA que exclusivamente se dedica a eso, o del que incluye una herramienta como ChatFuel. Sin lugar a dudas, en función de lo complejo que sea lo que quieres montar o la imagen que quieras transmitir de tu marca, te recomendaríamos una u otra.

Si te has quedado con alguna duda, escríbelas en los comentarios y estaremos encantados de poder ayudarte.

¡Nos vemos en los chats! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *