La tecnología conversacional se ha colado en nuestras vidas. La llegada de Google Home y Google Mini a miles de hogares lo pone de manifiesto. A raíz de su llegada, cada vez son más las empresas que se replantean seriamente la introducción de chatbots en entornos propietarios como las apps. En este sentido, los bancos y otras empresas relacionadas con sistemas financieros y de inversión están firmemente apostando por estas tecnologías. Una de ellas es la compañía valenciana TheLogicValue que hace unas semanas lanzó a Julia, un asistente virtual para wealth management que utiliza la tecnología IBM Watson Assistant, capaz de mantener conversaciones con inversores y asesores financieros.

Para conocer más sobre este asistente conversacional, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Lorenzo García Tamarit, CEO de TheLogicValue. Tras una carrera profesional enfocada a grandes corporaciones como IberCaja o Grupo Santander, decidió desarrollar TheLogicValue, sistema basado en un proceso de valoración que permite incrementar la productividad en la toma de decisiones de inversión en los mercados de acciones.

1. ¿Por qué decidisteis introducir un bot en vuestro sistema?

Nuestro objetivo es mejorar la experiencia y la eficiencia en el contenido del asesor financiero, sea o no empleado de banca. Nuestra solución tiene implícita mucha inteligencia y unir las soluciones cognitivas a su plataforma aporta mucho valor.

2. ¿Actualmente en qué plataformas pueden vuestros clientes utilizar el bot? ¿Veis necesario aumentar el número de idiomas?

Actualmente la plataforma está disponible via web únicamente para las entidades, se trata de un servicio B2B, el asistente puede utilizarse desde cualquier dispositivo. Estamos trabajando los diálogos en inglés, que es el lenguaje natural más extendido en los mercados financieros y donde son más abiertos a este tipo de innovaciones.

Lorenzo García Tamarit

3. ¿Cómo os está ayudando IBM Watson a implementarlo? ¿Lo recomendáis?

Las diferentes APIs de IBM Watson nos permiten integrarlo con nuestra base de datos, y permite tener un asistente virtual o ChatBot muy completo. Es decir, Julia es el resultado de la unión del IBM Watson con nuestra inteligencia financiera y los datos de Thomson Reuters.

4. ¿Cómo de importante es dotar al bot de una buena base de datos?

Manejamos millones de datos, que junto con nuestros algoritmos obtenemos muchas soluciones para el mundo financiero. Desde valoración de empresas o recomendaciones, a temas de fondos de inversión o emisiones de renta fija. Un chatbot sin un motor potente es como hablar con alguien sin conocimientos.

5. ¿Por qué es importante entrenar constantemente al bot?

El lenguaje se adapta y los productos de las entidades también deben hacerlo al mismo tiempo. Las personas tenemos que estar constantemente aprendiendo y practicando.

6. Tras vuestra experiencia, ¿creéis que estamos ante una nueva forma de comunicarnos con nuestros clientes? ¿la acogida ha sido positiva?

Asesorar sobre productos financieros con un asistente es complejo desde el punto de vista de los datos y de la técnica en sí mismo. Estamos demostrando que las cosas más complejas bien trabajadas pueden hacerse con un chatbot y hay mucho interés en el mercado para mejorar eficiencia dando un buen servicio.

7. ¿Qué consejo darías a una empresa que está replanteándose introducir esta tecnología?

Busca un equipo multidisciplinar pero que esten muy comunicados. Soluciona un problema concreto empezando por lo fácil y ves aprendiendo. Al tercer mes la curva de aprendizaje se vuelve exponencial y se empiezan a resolver los problemas más complejos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *